Pintado por usted mismo
En el pintar las paredes de casa es importante tener presente asegurar el resultado, no es tanto la pintura en un sentido estricto, como la “preparación” de las paredes. Esta fase de trabajo absorbe gran parte del tiempo que, en caso de paredes particularmente en mal estado, puede llegar a ocupar también el 70/80% del trabajo general.

Lo primero que debe hacer es conseguir los materiales y las herramientas necesarias.

Instrumentos
Espátulas, un cepillo, la paletina plafón rectangular (clásica brocha grande rectangular usada por los decoradores) y/o el rodillo equipado con barra telescópica para el techo y para la parte alta de las paredes, una brocha plana y una redonda, más pequeñas respecto a la paletina plafón rectangular porque servirán para las superficies reducidas, las esquinas y los bordes alrededor de las ventanas y los accesorios, el cubo para la pintura, una red de plástico para pintar con el rodillo, la escalera y / o andamios.

Materiales
Cinta adhesiva y hojas de periódicos para proteger las puertas, ventanas, luces y rodapiés, lamina de plástico para cubrir los muebles y el piso, estuco de pared, lija y la pintura BabyPaint® teniendo en cuenta un consumo de aproximadamente 1 litro por 10 metros cuadrados de pared.

Pintado
Después de haber protegido y blindado todo con cuidado y atención podéis proceder con la evaluación del la pintura vieja y decidir si pintar sobre la pintura vieja o removerla completamente.

Nuestro consejo es evaluar con máxima atención la pintura vieja. Realice la prueba simple y desde siempre eficiente de la cinta adhesiva.

Pegue un pedazo de cinta adhesiva sobre la vieja pintura, después de algunos minutos, remuévalo con fuerza; si la pintura vieja no se pega, usted tendrá una base suficientemente compacta lista para recibir la nueva pintura, de lo contrario en el caso que la pintura vieja fuese removida quedándose pegada a la cinta, tendrá que poner en cuenta mucha paciencia, toda la pintura vieja deberá ser removida. Las paredes pintadas precedentemente, no podrán ser suficientemente compactas y listas para recibir la nueva pintura que podría no adherir correctamente, por tanto la pintura debe ser removida totalmente con el raspador, después de haber mojado las paredes con agua caliente para facilitar la operación.

Remueva, los clavos, ganchos, tachuelas y proceda a estucar los agujeros que tendrán que ser lijados con lija fina siempre más sutil, hasta obtener una superficie lisa y nivelada.

Pase un trapo ligeramente húmedo para remover el polvo presente.

Es siempre aconsejable una capa del fijador BabyFix con el fin de bloquear y estabilizar los residuos de polvo presente sobre los muros. La proporción aconsejada es de un litro de BabyFix en 5 litros de agua.

Solo en este punto, usted estará listo para la pintura.

La pintura BabyPaint es una hidropintura lista para el uso, la dilución con el agua tendrá que ser mínima y en cualquier caso en pequeñas cantidades por cada vez que se sienta la necesidad, es absolutamente fundamental revolver la pintura antes del uso. Recuerde que el uso del rodillo requiere una pintura más densa respecto a la palatina plafón rectangular que en cambio requiere una pintura más fluida.

Inicie a pintar desde el techo, para pasar sucesivamente a las paredes.

Una buena ejecución requerirá almeno dos capas de pintura, que podrían ser aun más si el color de la pintura existente es mucho más oscuro que el da la nueva pintura